Instagram

Los malos hábitos para alejarte de los demás

By Christian Rodas 4 meses agoNo Comments
Home  /  Motivación  /  Los malos hábitos para alejarte de los demás

La vida actual hace que muchas familias y personas se distancien. Sin embargo, más que la distancia son algunas actitudes y comportamientos los que hacen que los personas se alejen.

Las relaciones humanas son muy frágiles; esto ocurre porque cualquier cosa que digas o hagas puede prestarse a mal interpretaciones si no sabes decirlas o lo haces en los peores momentos. A razón de esto, es importante que seas precavida y prudente en el trato, aún si se trata de afectos cercanos como padres, hermanos, pareja o hijos.

Cuando mides cada palabra y actitud que tengas al relacionarte con tus familiares y amigos más cercanos, evitas distanciarte.

Por lo anterior, quiero señalar a continuación las actitudes que deberías cuidar a la hora de relacionarte con las personas que amas.

Actitudes a cuidar si deseas que tus relaciones afectivas sean sanas

1 La crítica

Criticar a los demás por lo que hacen o no hacen puede resultar muy fácil. Sin embargo, si no se es precavido en la manera en la que se hacen las observaciones, podemos resultar invasivos y dañinos.

No es que no puedas dar tu punto de vista respecto a un asunto en particular, pero siempre es mejor reservarse si no tienes algo bueno que comentar o ser prudente al momento de dar tu opinión.

2 El dominio

Querer imponerse, o que las personas a tu cuidado hagan lo que tú dices, es desear ejercer dominio sobre la voluntad ajena, y eso no lo tomará bien ninguna persona en el mundo.

Puedes dar tu opinión, pero los demás no están obligados a actuar como tú lo harías. Además, eso no tiene por qué ser razón para indisponerse con nadie en lo absoluto.

Es deber aprender a respetar las elecciones de los demás aunque sintamos que no son las correctas. En la medida que lo hagas vas a tener una vida más armónica con quienes te rodean.

3 El engaño

Las mentiras blancas o “inofensivas” no existen. Por muy buenas que sean tus intenciones debes tener presente que en algún momento todo lo que se inventa para conseguir un fin, va a llegar a ser descubierto

Vas a llegar más lejos con la verdad, y aunque no consigas nada, no tendrás sobre tu conciencia la carga de haber engañado a alguien.

Recuerda: “Es mejor una verdad que haga llorar, a una mentira que haga reír”.

4 La falta de sensibilidad

A veces es bueno mantener una actitud fría, calculada y extremadamente sincera, más en momentos de toma de decisiones o de dificultad. Pese a eso, en situaciones donde se requiere ser escuchado o de recibir un consejo amable o simplemente cariño, actuar con poca sensibilidad y tacto no funciona.

Es justo que antes de hablar o dar una opinión o un consejo, escuches con atención y pienses muy bien lo que vas a decir para no decir o hacer algo de lo que te puedas arrepentir.

Tener tacto cuando te diriges a alguien, te acerca a las personas, pues hallarán en ti solaz y refugio, algo muy poco frecuente en las relaciones de hoy.

5 La impuntualidad

En muchos países es un acto de buena educación y respeto hacía los demás, llegar puntual a una cita. Pese a eso, muchas son las personas a las que les gusta llegar tarde con excusas tan flojas como que les da pereza llegar temprano y esperar, o que prefieren ser el centro de atención y causar impacto.

Sencillamente no es correcto jugar con el tiempo de los demás. El psicólogo social Oliver Burkman explica que más que tener que ver con un mal hábito, ser impuntual revela que la persona que siempre llega tarde lo que busca es llamar la atención, pues eso llena las carencias de su infancia y les hace sentirse más seguros de ellos.

Esto se remedia con una buena dosis de buena autoestima, misma que siempre se puede estimular con la ayuda de un terapeuta y cambiando el concepto de sí mismo. Si no lo haces, lo que va a ocurrir es que las personas se van a cansar y te vas a quedar paulatinamente sola.

6 Dedicar mucho tiempo al trabajo

Trabajar es bueno, pero en exceso te pierdes de muchas cosas maravillosas de la vida de tu familia. Muchos matrimonios se deterioran debido a que la pareja jamás tiene tiempo para encontrarse, hablar y divertirse juntos.

Procura una buena administración de tu tiempo para que puedas sacar momentos para lo que realmente vale la pena, que son tu pareja, familia, e incluso amistades, y verás como serás una personas más feliz

7 Alardear

Hacerlo puede resultar presuntuoso y hará que quienes te rodean te tomen “fastidio”. Es bueno que sepas que puedes ponerte de ejemplo por las cosas que has aprendido o logrado a lo largo de tu vida, pero hacer alarde de tus triunfos y tus alcances a la larga va a dejarte solo.

8 Los malos tratos

Ninguna persona en su sano juicio va a tolerar ningún tipo de violencia . Así que por mucho amor que te tengan, si una y otra vez te empeñas en tratar mal a los demás, lo que te espera es el rechazo de quienes un día te amaron.

Nada te cuesta lograr el control de tu persona, hablar de manera cordial sin hacer sentir mal a los demás, sin humillarlos.

9 Victimizarse

Hay personas que no son conscientes de que tienen por costumbre quejarse y lamentarse de cuan desgraciada es su vida.

Victimizarse solo deja ver a una persona pesimista que jamás es capaz de ver las cosas buenas de la vida y siempre tiene algo de qué lamentarse o a qué echarle la culpa de sus desgracias. Eso ahuyenta a cualquier persona.

Este mal hábito puede ser cambiado cuando haces un esfuerzo por ser positiva, cuando pones de tu parte para ser agradecido, y comienzas a apreciar las pequeñas cosas de la vida.

Muchas de esas actitudes y malos hábitos que solo te distancian de los demás puedes cambiarlos siempre que quieras, solo necesitas sentir un legitimo interés por ser una mejor persona para tu propio beneficio y el de quienes te aman y rodean.

Category:
  Motivación

Leave a Reply

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: