Instagram

PENSAR Y CREER PARA TRIUNFAR

By Christian Rodas 10 meses agoNo Comments
Home  /  Motivación  /  PENSAR Y CREER PARA TRIUNFAR

La mente humana produce más de 60.000
pensamientos por día y la mayoría de estos pensamientos son
negativos. Así nos dicen las investigaciones científicas del
Stanford Research Institute (EE.UU.). Esto confirma, aún
más, que estamos en exceso al apegarnos a la energía
involutiva, determinando un verdadero perjuicio para
nosotros, en todos los ámbitos donde nos desenvolvemos.
Nuestros pensamientos frecuentes se convierten en
“hábitos”. Son los pensamientos habituales los que
configuran nuestras “creencias”. Estas creencias, luego,
producen más pensamientos acordes a estas creencias y éstos
crean realidades para nuestras vidas.

Es deducible ahora, que los pensamientos repetitivos
que constituyen nuestras creencias, son aquellos que
configuran nuestra realidad.
Decía Richard Bandler, uno de los co-creadores de la
Programación Neuro Lingüística (PNL): “Tus creencias no
están hechas de realidades, sino más bien es tu realidad la
que está hecha de tus creencias”.
Los pensamientos crean “imágenes mentales”. Las
imágenes que Usted coloca en su mente influyen en su
“comportamiento”. El hecho de pensar; es concebir
imágenes en su mente, ya que es un mecanismo que el cerebro
exige para poder interpretar datos. Sin la imagen que se
piensa, no existe un pensamiento. El pensamiento y la imagen
están siempre unidos.

La Realidad Objetiva, es aquella que capta las
condiciones y estímulos que Usted recibe a través de sus cinco
sentidos (olfato, tacto, vista, gusto y oído) y que se desarrolla
en el ámbito exterior o realidad tangible o palpable.
La Realidad Subjetiva, es aquella que rige su
conducta, su comportamiento habitual y que está
determinada por sus creencias o hábitos de pensamiento. Es
decir, se desarrolla dentro de Usted mismo.
Su cerebro, no puede diferenciar una realidad
determinada, ya sea esta objetiva o subjetiva (o idealizada),
por lo que dirige su accionar y su energía hacia lo que “Usted
cree que es” y no a lo que “Usted esencialmente ES”.
Si Usted cree que es un triunfador, estará inicialmente
imaginándolo. Estará visualizando escenas vinculadas con
logros de objetivos personales, sonrientes, sólidos, seguros.

Su comportamiento se orientará hacia esa creencia
personal y generará la energía necesaria para que eso le
suceda. Pronto estará relacionándose con personas que
piensen y crean que el éxito forma parte de ellos.
Como ejemplo de creencias negativas, bastará con
que visite un café y se detenga a observar… Verá Usted que
muchas personas se sientan a quejarse de las situaciones que
viven, del país, de su trabajo, de su relación matrimonial. Y
las personas que están “compartiendo” este diálogo quejoso,
son personas con similares energías, dado que tienen las
mismas creencias.

Un aspecto importante para que Usted considere, es
prestar atención a las sutilezas de sus expresiones que emplea
a cada instante, porque sin darse cuenta, estas creencias
auto-saboteadoras aparecen. Un ejemplo puede ser cuando
una persona se olvida algo y al recordarlo, se dice: “¡qué
torpe que soy!… o emplea expresiones similares. Esta es una
invitación para hacer ejercicio del poder del lenguaje.
Si Usted cambia su AUTOIMAGEN, estará
cambiando su actual “comportamiento”. Si reemplaza sus
creencias nocivas por creencias positivas, realmente su
propia vida cambiará. Lo crea o no.

Category:
  Motivación

Leave a Reply

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: