Instagram

VIVIR SIN ENOJARSE, Y RECUPERAR TU RELACIÓN

By Christian V. Rodas 4 meses agoNo Comments
Home  /  Motivación  /  VIVIR SIN ENOJARSE, Y RECUPERAR TU RELACIÓN

Es una fórmula infalible. Funciona con eficacia para herir al cónyuge. Es un recurso útil para romper la armonía entre padres e hijos, e incluso en el mundo laboral. Si deseas crear relaciones conflictivas donde las personas se sientan atacadas y pierdan la confianza, ¡ese es el camino a seguir!: enojarse siempre, enojarse de todo y enojarse mucho.

¡Pero enojarse es tan común!, ¿por qué es «malo»?

De acuerdo con la Asociación Americana de Psicología (APA): «El enojo es un estado emocional que varía en intensidad. Va desde una irritación leve hasta una furia e ira intensa. Cuando usted se enoja, su frecuencia cardíaca y presión arterial se elevan y lo mismo sucede con su nivel de hormonas de energía, adrenalina y noradrenalina.

Como tal, continúan en el artículo citado, «es una emoción humana totalmente normal y por lo general, saludable. No obstante, cuando perdemos el control de esta emoción, se vuelve destructiva«.

En efecto, aunque sea algo común, no es algo sano. Existen variedad de articulos que hablan de las nefastas consecuencias para nuestros hijos por no saber controlar nuestro temperamento: «los gritos, no importa su causa, por su violencia intrínseca tienen un efecto muy fuerte sobre los niños«.

¿Puede controlarse el enojo?

El enojo se vive como un estado de protección ante una amenaza, que nos hace reaccionar. Y justo en esta última palabra: «reaccionar», está la clave.

Un golpe, un grito, un manotazo son reacciones, pero también lo son una llamada de atención firme, o ponernos de pie y hablar con firmeza y determinación sobre aquello que nos ha turbado.

Lo que obtengas depende de lo que des

En Proverbios, leemos: «el lento para la ira tiene gran prudencia, pero el que es irascible ensalza la necedad« (Prov 14:29)

Experimentamos el enojo como cualquier emoción, cuando perdemos el control se desata en nosotros un sentimiento explosivo que nos motiva a poner un alto a lo que sucede. Aquí es donde debemos concentrarnos.

¿Qué buscamos al enojarnos? En primer lugar, salir de esa situación que nos incomoda y que sale de nuestro control. Es conveniente preguntar ahora si lo que estamos por hacer ayuda a controlar la situación, y terminará en relaciones armónicas, o utilizaremos al otro como basurero emocional con las negativas consecuencias que ello conlleva.

Si nuestra intención es «hacernos respetar a como dé lugar, y ser personas a quienes otros teman, el camino, sin duda, es el enojo, la ira, la agresividad.

¿Qué hacer entonces?

1 ¡Respira!, el que controla su respiración, controla su mente

2 Utiliza una técnica para dimensionar lo que ha ocurrido

3 ¡Detente antes de hablar!

4 Ser muy práctico

5 Reclamar es inútil. Sé inteligente

 

Category:
  Motivación

Leave a Reply

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: